Una nueva ilusión: Elly Charity

Parece mentira. Pero voy a cumplir 4 años en Inglaterra. ¡Quién me lo iba a decir! ¡A mí! A la charrísima que no quería alejarse de sus campos de encinas ni atada.

Primero fue Madrid. Y ahora… Inglaterra. En las dos ocasiones… por amor.

Lo de cambiar completamente nuestra vida al trasladarnos de país… podría decir que ha sido un camino fácil. Pero mentiría. Y… para colmo, recién llegados a Reino Unido, apareció la terrible pandemia.

Mi inglés era básico. Muy básico. Demasiado básico (vamos, lo que nos enseñaban en España, que deja mucho que desear) Así que las clases online y los gestos fueron mis mejores aliados para entender y que me entendieran al principio.

Y como a «modorra» no me gana nadie, a base de estudiar online, de las clases presenciales, de volver a matricularme en la Universidad (25 años después de haber terminado mi carrera de Periodismo) y de llevar a rajatabla aquello de «si no puedes con el enemigo, únete a él»… aquí estoy. Camino de dominar el idioma inglés.

Adoro Inglaterra. La imagen que tenemos en España de este país no tiene nada que ver con lo que es en realidad. Tantos prejuicios mal formados que se escapan tanto de la verdad, Y ya no solo el país, que es una maravilla, sino sus costumbres y sus gentes. Hasta el clima me gusta.

¡Por no hablar de la comida! ¿Que es distinta a la gastronomía española? Perfecto. Es muy difícil comer mejor que en España… pero aquí se come muuuuuy bien. ¡Así que a todo el que me pregunta le digo lo mismo: ¡Basta de menospreciar la comida inglesa!

A nosotros nos han abierto las puertas de par en par. Conozco gente extraordinaria (y gente que no lo es tanto… pero como en todos los sitios), venero la puntualidad británica, la defensa y respeto por lo suyo y, en cuanto a la Sanidad… o es que yo he tenido mucha suerte o es que no tiene nada que envidiar a la española. Es mi opinión. Y de necesitar atención médica… ¡algo sé! (#putaesclerosismultiple)

Junto a nuestra profesora en las clases de Inglés en Southend On Sea

El caso es que jamás me hubiera imaginado viviendo y trabajando en mi profesión en este país. Pero la fortuna, la que siempre me acompaña desde que nací, me tenía reservada una sorpresa.

Y después de mil casualidades y gracias a Nagway, una mujer increíble que confió en mí, me he involucrado en un proyecto precioso llevando la comunicación de Elly Charity.

Elly Charity es una ONG centrada en la salud y la calidad de vida de las madres cuyas circunstancias de vida no son tan fáciles como las nuestras.

Uno de nuestros primeros posts en las redes sociales.

Comenzó su andadura, allá por 2015, gracias al esfuerzo y la solidaridad de tres fantásticos médicos ginecólogos obstetras. Y han llegado a formar un equipo que se deja la piel a diario. Y no solo en el Este de Londres, que es donde comenzaron, sino que sus proyectos se han extendido internacionalmente. Con sus conocimientos y su tesón están previniendo muertes durante el embarazo y el parto. Y realizan, además, multitud de cursos en los que enseñan a los profesionales, estudiantes, comadronas… cómo conseguir salvar vidas, por no hablar de promulgar la investigación al respecto.

En la Universidad Queen Mary de Londres

¡Estoy encantada de formar parte de su equipo!

Así que sí. Tengo nueva ilusión.

Si quieres ver nuestro trabajo síguenos en las redes sociales:

www.ellycharity.org.uk

https://www.instagram.com/ellycharityuk/

https://www.facebook.com/ellycharityuk/

https://www.youtube.com/@EllyCharityUK

https://www.linkedin.com/company/elly-charity

https://twitter.com/elly_charity

More from Arancha Martin
De mujer a mujer. Pilar Fernández Labrador
«De mujer a mujer» fue un programa que se emitió en Localia TV en...
Read More