Te huelo

A través de mi ventana…  puedo olerte.

Huelo tus pasos. Huelo tu vientre. Anhelo tus besos. Y beso a mi suerte.

A través de mi ventana… puedo ver verde.

Las horas se pasan.

Las noches me entregan sus luces inertes…

Y yo te respiro. En secreto. A voces hirientes.

Con gritos de seda que saben a vida, que susurran versos con sólo quererte.

Y ahí, afuera, sé que hay tristezas. Quizá hasta muertes…

Y yo… sin embargo…

Sigo gozando con, simplemente,

tener la fortuna de poder olerte.

A.Martín

A.Martín