Dos besos… uno por mejilla

Sibila délfica, fresco de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina

Sibila délfica, fresco de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina

Y te preguntarás… ¿quién es Sibila y qué pinta aquí? Y como principios quiere la madre iglesia, comenzaremos por las presentaciones formales. Efectivamente, me llamo Sibila. Y voy a colaborar en esta página como “la firma invitada”.

Sibila, según la Real Academia de la Lengua, “es una mujer sabia a quien los antiguos atribuyeron espíritu profético”. Y no es que una vaya a adivinar el futuro ni a dirimir si participar en una u otra batalla, pero como tengo alma de guerrera y me gusta estar en todos los fregaos, pues me va que ni al pelo.

Bueno, y habiéndonos dado dos besos, uno por mejilla, vamos al lío.

En esta sección hablaremos de sociedad. Del corazón. De la prensa rosa. De amarillismo. Del papel couché. De los cotilleos, de ese amado patio de vecinas que es nuestra vida. De lo fácil que es criticar a los demás. De lo sencillo que resulta hablar del personal. Aunque sea para bien y a pesar de hacerlo para mal.

He de aclarar que no soy periodista ni “periolista”. Simplemente soy observadora. Y hablo de los demás. ¿No dicen que las opiniones son libres?

Pues comenzamos.

¡Ah! Se me olvidaba. Tengo Twitter. Me convencieron hace tiempo aunque no acabo de cogerle el tranquillo. Pero prometo mejorar. Soy @si3ila : Escritoide y corazonauta. Profetisa de todo. Agorera de nada. Ambigua siempre.